"Isaías" avanza en la costa este de EU; Nueva York se prepara

Los ferries, trenes y algunas zonas aéreas del metro de Nueva York estaban cerradas por las condiciones climáticas

"Isaías" avanza en la costa este de EU; Nueva York se prepara
AFP
Noticias 04/08/2020 17:22 AFP Actualizada 17:22

La tormenta tropical Isaías avanza este martes por la costa este de Estados Unidos, provocando fuertes lluvias y dejando sin electricidad a cientos de miles de personas, mientras las autoridades de Nueva York toman precauciones frente a eventuales inundaciones.

A las 17H00 locales (21H00 GMT), Isaías pasaba por el este de Pensilvania y el sureste del estado de Nueva York con vientos de 100 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Se desplazaba rápidamente, a 65 km/h, con rumbo norte-noreste y "se espera que el centro de Isaías se adentre en el continente sobre el este de Nueva York y Vermont hasta entrada la tarde y sobre el sur de Canadá en la noche", agregó.

Isaías causará fuertes lluvias, entre 200 y 400 mm, en el este del estado de Nueva York y Vermont, con máximos de 600 mm en zonas puntuales, indicó el boletín.

Se esperan condiciones de tormenta tropical "en el este de Nueva York, Long Island y el sur de Nueva Inglaterra, con posibles ráfagas de viento con fuerza de huracán" que "podrían causar daños significativos" y "cortes de energía".

Asimismo, la marejada ciclónica puede "provocar inundaciones en áreas normalmente secas cerca de la costa" y que las aguas "avancen tierra adentro", señaló el NHC.

En tanto, los servicios meteorológicos emitieron advertencias de tornados para el estado de Nueva Inglaterra.

Más de 1,3 millones de personas estaban sin electricidad a las 16H00 locales en Nueva Jersey y más de 500.000 personas en el estado de Nueva York, según poweroutage.us.

"Estamos viendo árboles y ramas arrancados de cuajo en toda la ciudad", dijo el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, en Twitter, quien instó a tomar en serio la situación y a quedarse en casa.

Los ferries, trenes y algunas zonas aéreas del metro de Nueva York estaban cerradas por las condiciones climáticas.

Las autoridades instalaron en la mañana diques de protección en el bajo Manhattan en previsión de un aumento en los niveles del agua.

En tanto, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, declaró el estado de emergencia en su estado y también pidió a los residentes que permanezcan en sus hogares.


 

El gobernador de Carolina del Norte, donde Isaías toco tierra como huracán de categoría 1 alrededor de las 23h00 del lunes (03h00 GMT del martes) con vientos de hasta 140 km/h, lamentó la muerte de "al menos una persona" aunque destacó que "el daño no fue tan grave como podría haber sido".

"Hubo muchos árboles que cayeron, inundaciones debido al aumento del mar, especialmente en el sureste de Carolina del Norte, automóviles flotando" en algunos lugares, detalló el gobernador Roy Cooper, entrevistado el martes por la mañana en ABC. "Hemos tenido varios tornados", dijo.

Cerca de 370.000 personas sufrieron cortes de electricidad el martes por la mañana en Carolina del Norte, según la agencia estatal de manejo de emergencias.

Las compañías eléctricas han recomendado que las personas en hogares inundados apaguen el suministro energético para evitar ser electrocutados.

También unas 300.000 personas están sin electricidad en el estado de Virginia, según poweroutage.us.


 

Los habitantes de los estados de la costa sureste de Estados Unidos están acostumbrados, casi todos los veranos boreales, al paso de las tormentas. Este año, sin embargo, los preparativos para la llegada de Isaías se complicaron por las medidas para combatir la pandemia de covid-19.

Las dos Carolinas han sufrido un rebrote del coronavirus, mientras Estados Unidos intenta contener la propagación de la epidemia.

El gobernador Cooper había recomendado que los residentes que recordaran usar una máscara protectora, desinfectante y mantener distancia física a pesar de la tormenta.

Cooper explicó que había que planificar un mayor número de refugios para permitir el distanciamiento social entre los evacuados y que para las tareas de emergencia se desplegaron unos 150 soldados de la Guardia Nacional.

Isaías se degradó de huracán categoría 1 a tormenta tropical después de bordear Florida -uno de los epicentros de la pandemia de coronavirus- sin causar mayores problemas, pero se fortaleció al acercarse a las Carolinas.

Algunos puntos donde se realizan pruebas para diagnosticar el coronavirus, en improvisadas tiendas, debieron cerrar la semana pasada en Florida al acercarse la tormenta, pero ya volvieron a abrir. 

Las autoridades del "Estado del Sol" temieron un efecto devastador de Isaías ante la crisis sanitaria, algo que a la postre no ocurrió.

Isaías pasó antes como huracán por el Caribe y dejó una mujer muerta en Puerto Rico. También provocó daños menores en República Dominicana y Bahamas.

 

Temas Relacionados
Nueva York