Dos lluvias de meteoritos ofrecerán espectáculo en Estados Unidos

Pamela Benítez

13:45 | Miércoles 09 de Octubre 2019

No se necesitarán telescopios o binoculares para observar estrellas fugaces y bolas de fuego en el cielo
lluvia de meteoritos, Draconid
AP

La conjunción de dos lluvias de meteoritos crearán un espectáculo de estrellas fugaces y cometas de fuego en los Estados Unidos, esta semana. 

Según la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), no se necesitan telescopios o binoculares para observar una lluvia de meteoritos, basta con salir a un espacio abierto y lejos de la luz artificial, en la madrugada. 

Las lluvias que se unen este mes son la de Tauridas del sur y la de Draconid, de cada octubre. La lluvia de rocas espaciales de Draconid ha llegado a mostrar hasta 600 meteoros por hora, pero cada año cambia. En ocasiones muestra sólo cinco, cada 60 minutos. 

Recomendamos

Nombran al Gran Cañón el mejor sitio para mirar las estrellas
Observa cielos nocturnos casi prístinos en los eventos especiales que realizan
 

Este fenómeno se produce porque la Tierra pasa por la órbita del cometa 21P/Giacobini-Zinner. Fragmentos del cometa ingresan a la atmósfera y se queman inmediatamente, lo que genera un hermoso espectáculo de fuego

La fecha en que está más activa es entre el 6 y 10 de octubre, pero se prevé que sea más visible este miércoles, de acuerdo con la organización Earth Sky.  

Por su parte, la lluvia de Tauridas del sur se encuentra activa desde el 11 de septiembre hasta el 20 de noviembre, con su punto máximo los días 9 y 10 de octubre. 

 

Según la Asociación Americana de Meteoritos, Tauridas del sur ofrece una gran cantidad de bolas de fuego que adornan el cielo nocturno, a 28 kilómetros sobre segundo.  

Los mejores lugares para apreciar las lluvias de meteoritos son los sitios más alejados de las ciudades y con poca contaminación lumínica, es decir el cielo en un espacio campestre, lo más oscuro posible. 

Además de Estados Unidos, las lluvias de meteoritos también serán visibles desde Gran Bretaña, Canadá y otros países del hemisferio norte del planeta. 

De acuerdo con información de la NASA, lo que se observa en el cielo no es exactamente la roca espacial, sino el calor que crea la resistencia del aire en la atmósfera sobre la roca, como ocurre con las estrellas fugaces. Los fragmentos de los meteoritos  se convierten en polvo antes de que pueda golpear la superficie de la Tierra, por lo que no representan ningún tipo de riesgo. 

Lee también

El Parque Nacional de los Arcos ya es reserva del cielo oscuro
El nombramiento se celebrará con una fiesta de estrellas el 21 de septiembre
 

Tags: