Alcalde de Nueva York reconoce racismo en arrestos por distancia social

En las seis semanas que lleva el protocolo de distanciamiento social en NY, se han producido 40 detenciones, donde 35 de los arrestados fueron negros, cuatro hispanos y un blanco

Bill de Blasio
EFE
Noticias 08/05/2020 14:49 EFE Actualizada 14:50

Nueva York, 8 may (EFE).- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo este viernes que, desde el brote del Covid-19, las autoridades han emitido 370 citaciones judiciales y arrestado 40 personas al hacer cumplir el distanciamiento social, cifras "extremadamente bajas" en las que, no obstante, reconoció una "desigualdad" racial tras las protestas de activistas.

El fiscal del distrito de Brooklyn reveló ayer que en esa área de la gran urbe se han producido 40 detenciones en seis semanas en aplicación de las normas de distancia social para contener el coronavirus, y 35 de los arrestados eran negros, cuatro hispanos y uno blanco, lo que provocó protestas sobre la acción policial contra minorías.

En su actualización diaria sobre la crisis del Covid-19, el alcalde aseguró que esas cifras son "un indicador de que hay algo mal" que se debe "arreglar" y se comprometió a "dar más formación a los policías y protocolos más claros para garantizar que cada comunidad es tratada de una manera justa", aunque reivindicó la labor de las autoridades.

Lee 

"No aceptamos la desigualdad, y cuando la veamos la trataremos. Sobre los arrestos y citaciones, en lo que hay que centrarse es el hecho absoluto: es una ciudad de 8,6 millones de personas, y en 6 semanas (las cifras) son extraordinariamente bajas. No estoy en desacuerdo con la gente que muestra alarma y preocupación, pero estos son los hechos", afirmó.

"Quiero ver a cada comunidad tratada de manera justa, pero quiero un enfoque firme donde esté realmente claro que se deben seguir las reglas, sobre todo en lo que respecta a reuniones. Vamos a ser muy, muy agresivos. Son una amenaza y no las vamos a permitir. Trabajaremos para asegurar que las normas se aplican uniformemente en cada comunidad", agregó.

"Pogreso" y "Ofensiva"

La ciudad de Nueva York tuvo este viernes repuntes en los nuevos casos de hospitalizaciones por coronavirus y en el total de pacientes ingresados en la UCI, pero el alcalde consideró que la "panorámica es incuestionablemente buena", en comparación con semanas anteriores, y además el porcentaje de positivos respecto al total testados, sigue bajando, al 14 %.

"Cualquiera puede mirar estas gráficas y ver que estamos haciendo progreso (...) Las tendencias están claras y el trabajo duro está compensando, pero no significa que tengamos que pasar a la ofensiva más adelante, hay que luchar e ir a la ofensiva. Ahora vamos a dar el paso con la visión de testear y rastrear", explicó.

Visita 

De Blasio anunció que más de 7.000 personas se han presentado a la llamada para formar un "ejército" de rastreadores y están en proceso de contratación, mientras que ya se ha nombrado un equipo directivo procedente de los hospitales públicos de la ciudad que dirigirá esos esfuerzos, centrados en rastrear los contactos de cada nuevo caso.

Adelantó que para finales de mayo habrá 1.000 rastreadores en marcha y a principios de junio 2.500, mientras que para esas fechas se habilitarán 1.200 habitaciones de hotel con servicios médicos y sociales para las personas que tengan que ser aisladas, aunque la capacidad de testeo deberá ir pareja y ascender de las 14.000 pruebas diarias actuales a 50.000. EFE

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí

 

Temas Relacionados
Nueva York racismo Coronavirus