¿Por qué el presidente "perdona" a un pavo el Día de Acción de Gracias?

Algunos dicen que su origen viene desde la administración de Abraham Lincoln, otros piensan que comenzó con Harry S. Truman

Perdón de Trump
AP
Educación 19/11/2018 07:00 Julieta Chávez Actualizada 09:14

Cada año, antes de la cena de Acción de Gracias, los presidentes cumplen con una ceremonia para "perdonar a un pavo".  Aunque se desconoce su exacto origen, contiene interesantes historias.

Se dice que surgió en 1865 cuando Abraham Lincoln le dió el perdón a un pavo. Desde entonces, ha sido una tradición importante en la Casa Blanca.

En 1870, Horace Vose, un comerciante de aves de Rhode Island, comenzó a mandar pavos a la Casa Blanca. Mandarlas como obsequio para el presidente, le ayudó a darle publicidad a su granja, lo que generó gran éxito hasta el día de su muerte.

Recomendamos 

Su legado dio pie a que, en años posteriores, la gente siguiera enviando pavos como obsequio a la Casa Blanca y esto se convirtió en un símbolo nacional de buen ánimo.

Recientemente se ha comentado que la tradición de “perdonar” al pavo comenzó con el presidente Harry S. Truman. El rumor de que él fue quien lo inició se debe a que fue el primer presidente en recibir un pavo de la Junta Nacional de Aves y Huevos.

En el segundo año de su gobierno los encabezados anunciaban el “jueves sin aves de corral”. Había un verdadero sentimiento de indignación en Washington. Las festividades de Día de Gracias, Navidad y Año Nuevo caerían en jueves. Como protesta, la industria avícola envió gallinas a la Casa Blanca.

El “perdón” del pavo se comenzó por tal razón en 1947 y se siguió realizando esporádicamente.

En 1948 Truman recibió dos pavos y su respuesta fue que el pavo podría ser útil para la cena de Navidad.

En 1963 Kennedy llamó la atención del Washington Post, periódico que habló del evento nombrándolo “perdón” o “indulto”. Sobre todo porque el presidente refiriéndose al pavo dijo “Vamos a mantenerlo andando”.

En los últimos años de la presidencia de Nixon, su esposa recibió el pavo y lo envió a la Granja de niños de la colina de Oxon. Algo similar sucedió con Rosalynn Carter, que envió al animal a un mini zoológico.

Con Ronald Reagan el envío del pavo a una granja se convirtió en una ceremonia tradicional y casi oficial.

No te pierdas 

Con los derechos de animales obteniendo gran fuerza durante el gobierno de George H. W. Bush, el presidente bromeó diciendo que el pavo de ninguna manera sería utilizado para la cena y que en cambio se enviaría con sus amigos a una granja.

Barack Obama (2013) habló de las importantes responsabilidades que tenía como presidente en las que incluía perdonar al pavo.

En su primer año como presidente, Donald Trump envió sus respectivos pavos a la misma granja en donde estaban los que un año antes había perdonado Obama. Trump hizo una broma sobre derrocar gobiernos pasados perdonando a esas aves.

Visita la galería para ver cómo ha sido la ceremonia durante las últimas administraciones.

 

 

Temas Relacionados
Pavo Presidencia Acción de Gracias