En Indiana pagan multas con donaciones para refugios de animales

Los oficiales solicitaron cubrir el monto de las multas de tránsito con suministros para un refugio de gatos

Gato
Pixabay
Compras 31/07/2019 07:00 María Alba Actualizada 10:17

El Departamento de Policía de Muncie, Indiana, cambió la forma de cobrar las multas de tránsito con una innovadora idea que beneficia a los animales sin dueño. 

A través de sus redes sociales, las autoridades solicitaron a los residentes el pago de su multa por medio de donaciones al refugio de gatos local: Muncie Animal Care & Services.

“Pague sus multas de estacionamiento en comida para gatos”, escribió el Departamento de Policía. 

“Traiga una donación por el monto de su boleto. Los @MuncieACS está lleno de gatos y gatitos. ¡Queremos ayudar!”.

La campaña se llevó a cabo hasta el 19 de julio y resultó ser un éxito. Muncie ACS recibió una gran cantidad de donaciones de personas con multas y sin necesidad de pagar nada.

Visita [[nid:36185]]

“¡Muchas personas han donado comida para gatos y más esta semana! La mayoría de estas personas ni siquiera tenían una multa de estacionamiento”, anunció el departamento en Twitter. “Estamos contentos de que la promoción única de esta semana haya ayudado a correr la voz”.

Aunque la campaña duró menos de una semana y los beneficiados fueron los gatos, la idea podría expandirse a refugios de perros y continuar con la ayuda a MACS.

Muncie Animal Care & Services inició en 2012 en el centro de la ciudad de Indiana. Atiende a más de 350 felinos sin hogar y se mantiene a flote con la ayuda de voluntarios.

Después de que el refugio comenzara a quedarse sin suministros, los oficiales decidieron invitar a los residentes a hacer donaciones a través de sus multas.

Esta causa se une a otros esfuerzos similares para ayudar a organizaciones necesitadas, como la que se sometió a votación en Las Vegas, donde se solicita el pago de multas para la compra de útiles escolares.

No te pierdas [[nid:36186]]

• ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!