Señales de cómo el exceso de trabajo te está ‘robando la identidad'

María Alba

07:00 | Miércoles 18 de Septiembre 2019

Trabajar de más puede llevarte a perder tu vida social y a desarrollar afecciones físicas y emocionales
Trabajadora
Pixabay

El trabajo es una parte fundamental de la vida de toda persona. Más allá de ser una importante fuente de ingresos económicos, permite alcanzar objetivos personales y profesionales.

No obstante, trabajar en exceso puede poner en peligro la salud general del cuerpo y dañar las relaciones sociales, indican expertos de la Asociación Americana de Psicología de Estados Unidos.

Business Insider realizó una investigación sobre la forma en que el trabajo en exceso pone en peligro tu vida y promueve “la pérdida” de identidad a partir de un desequilibrio con la vida personal.

Visita 

Estadounidenses, 'adictos' al trabajo aún en sus vacaciones
La mayoría de los trabajadores dicen preferir aumentos salariales que disfrutar días de descanso

Entre ellas destacan la pérdida de vida social, daño en la salud física y emocional, así como actividades que dejas de hacer por “falta de tiempo”.

A continuación te dejamos con 11 indicadores de que tu trabajo te está consumiendo.  

1. Tu familia o amigos constantemente hacen comentarios sobre verte menos y hacen planes sin ti porque saben que estás ocupado la mayor parte del tiempo o porque cancelarás en cualquier momento.

2. El trabajo tiene un mayor impacto en tus sueños y descanso. Puede que no duermas bien por las preocupaciones laborales. Continuamente sueñas que siempre estás en el trabajo o es lo último que haces antes de ir a la cama.

identidad_2.jpg

Foto: Pixabay

3. Tu productividad está bajando aún cuando le dedicas más tiempo o esfuerzo de lo normal y constantemente estás a la expectativa de que te despidan por no rendir lo suficiente.  

4. No sabes qué hacer en un día de descanso porque sólo piensas en el trabajo y en los pendientes que debes resolver.

5. No recuerdas cuándo fue el último fin de semana que estuviste 100 por ciento desconectado de la oficina.

6. Reemplazas tus objetivos personales por los del trabajo.

identidad_1.jpg

Foto: Pixabay

7. Te has convertido en una persona más nerviosa, estresada e irritable.

8. Renuncias a pasatiempos que amas porque no tienes el suficiente tiempo para realizarlos.

9. Al igual que tu salud emocional, la física va en declive, sueles tener dolores de cabeza, músculos tensos y otras afecciones crónicas relacionadas con el cansancio.

También leen 

 El estrés laboral en hipertensos triplica el riesgo de muerte
El estrés laboral y la falta de sueño están vinculados a un riesgo tres veces mayor de muerte cardiovascular

10. Tus temas de conversación siempre están enfocados al trabajo.

11. Piensas que atender un compromiso entre semana, después del trabajo es imposible, ya que tienes muchas cosas que hacer, debes levantarte temprano al otro día y estás cansado.

identidad.jpg

Foto: Pixabay

 

• ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Tags: