En aumento, la tendencia al perfeccionismo entre jóvenes de EU

Adda Montalvo

07:00 | Lunes 27 de Agosto 2018

En exceso, el perfeccionista sufre pero cuando lo controla puede disfrutar más el día a día
Hombre se tapa la cara con ambas manos
Hay que evitar el pensamiento de “Todo o nada”. Si pierde una carrera no quiere decir que es un fracaso como persona, solo la perdió. Foto: Pixabay
0
Mano con papel que dice en inglés póngase metas
Póngase metas realistas. Foto: Pixabay
1
Taza de café con cubitos de azúcar
Dése un descanso. No se puede estar en el top de todo todo el tiempo. Foto: Pixabay
2
Dos hombre jugándo fútbol
Mejor elija un área en la que quiera destacar: ser buen padre, un deporte, el trabajo. Es bueno sobresalir en alguna, pero si quiere sobresalir en todas no es realista. Foto: Pixabay
3
Mujer levantándo los brazos sentada sobre roca
Disfrute más la experiencia que los resultados. Foto: Pixabay
4
Hombre con cara de duda
Pregúntese si vale la pena ser perfeccionista en todas las actividades. Foto: Pixabay
5
Lapicero rojo sobre hoja de texto corregida
Cometa un error a propósito, celébrelo y hasta piense qué puede aprender de él. Foto: Pixabay
6
Mujer de espaldas
Piense en los momentos de paz y libres de ansiedad que sintió cuando dejó de tratar de ser el mejor en todo. Foto: Pixabay
7
  • Hombre se tapa la cara con ambas manos
  • Mano con papel que dice en inglés póngase metas
  • Taza de café con cubitos de azúcar
  • Dos hombre jugándo fútbol
  • Mujer levantándo los brazos sentada sobre roca
  • Hombre con cara de duda
  • Lapicero rojo sobre hoja de texto corregida
  • Mujer de espaldas

La tendencia a ser perfeccionista está en aumento. El perfeccionista pone gran importancia a expectativas no realistas y es severamente crítico consigo mismo.

Lo anterior es lo que arroja un estudio realizado, de 1989 a 2016, entre estudiantes de EU, Canadá y Reino Unido.

Thomas Curran, psicólogo social del Centro para Motivación y Cambio de Conducta Saludable en la University of Bath en el Reino Unido, y co-autor del estudio,explicó que esta alza puede ser el resultado del incremento de la presión social en la gente joven para demostrar su valía ante otros.
 
Te puede interesar:

Steve Jobs, un ‘perfeccionista’ que revolucionó la industria
El cofundador de Apple no siempre tenía la razón, pero era un maestro para convencer

Esto ya sea en la escuela o las redes sociales.  

Según algunos científicos, las raíces de que una persona sea perfeccionista pueden ser en parte a temas genéticos, pero influye muchísimo al ambiente en que fue criada.

Si los padres de un joven fueron excesivamente críticos y le impusieron altos estándares, los hijos desarrollan perfeccionismo.

Y ser perfeccionista en extremo es como ser esclavo del éxito, pero estando enfocado en el fracaso lo cual lleva a la ansiedad continua, según un artículo publicado en Psychologytoday.com
 

Una persona que quiera ser aceptada constantemente buscar hacer todo y ser “perfecto”, lo cual lleva a sufrir estrés, ansiedad y depresión constante.

Ahora bien la buena noticia es que esta conducta en exceso tiene, como todo, un lado malo, un lado bueno, y puede modificarse para alivio de la persona afectada.

También:

Revelan lista de los trabajos más estresantes, ¿está el tuyo?
Los trabajos más estresantes implican enfrentar situaciones de vida o muerte

Por el lado malo, quienes lo experimentan, saben el nivel de estrés y ansiedad que se siente el sentir que no se logran los estándares autoimpuestos y el miedo de no ser aceptados por ello.

El lado bueno, el sano, es que al imponerse altos estándares la persona buscará hacer las tareas lo mejor posible porque quiere.

Y si el perfeccionismo se está yendo ya de las manos pueden ejercitarse acciones para disminuirlo.

Visita nuestra galería para conocer algunos consejos para controlar el perfeccionismo.

Tags: