Estudio demuestra que comer lento ayuda a bajar de peso

Ximena Cassab

06:02 | Jueves 22 de Febrero 2018

Déjate de mitos y mastica lentamente cada alimento que consumas
Mujer corriendo
1. Con suficiente ejercicio puedes quemar cualquier número de calorías. Falso, no hay una rutina que pueda balancear una mala alimentación. Foto Pixabay
0
Mezcla de frutos secos
2. La grasa engorda. Falso, las grasas naturales como nueces y aguacate son una importante parte de nuestra dieta diaria. La clave está en la cantidad del ingrediente. Foto Pixabay
1
Diferentes tipos de pastas secas
3. Necesitas dejar los carbohidratos para adelgazar. Falso, también los carbohidratos deben formar parte de nuestra dieta diaria. Lo importante es elegir los no procesados y medir bien las cantidades. Foto Pexels
2
Batido de leche con chocolate
4. Los polvos de proteína son la solución para perder peso. Falso. Muchos de estos suplementos son altos en calorías y pobres en nutrición. Siempre será mejor consumir proteínas no procesadas, como pescado, pollo y frijoles.Foto Commons Wikimedia
3
Taza de café americano
5. Beber café te hará bajar de peso. Falso. Aunque es cierto que la cafeína ayuda a suprimir hambre y antojos, no será suficiente para hacerte bajar de peso significativamente. Foto Pixabay
4
Rebanadas de pan integral
6. El pan sin gluten te ayuda a bajar de peso. El gluten no tiene nada que ver en esto. Mejor elige un pan hecho con harinas menos refinadas. Foto Pixabay
5
Variedad de frutas
7. Estar a dieta te mantendrá en forma. Falso, la realidad es que mantener una dieta estricta como modelo de vida no es realista. Hay que generar hábitos saludables para mantener un peso estable. Foto PxHere
6
Refrescos de dieta
8. Los productos de dieta te ayudarán a mantenerte en forma. Falso, la mayoría de estos productos solo sustituyen sus ingredientes, pero no los hacen menos cargados de calorías.Foto AP
7
  • Mujer corriendo
  • Mezcla de frutos secos
  • Diferentes tipos de pastas secas
  • Batido de leche con chocolate
  • Taza de café americano
  • Rebanadas de pan integral
  • Variedad de frutas
  • Refrescos de dieta

Tener exceso de peso corporal y obesidad te pueden conducir a desarrollar enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares y diversas formas de cáncer. Sin embargo, no hay muchos estudios que examinen las relaciones causales entre los hábitos de vida y la obesidad.

Un estudio reciente realizado en Japón, por Yumi Hurst y Haruhisa Fukuda,  demostró que comer lento te ayudará a bajar de peso. El objetivo de este estudio fue analizar los efectos que tienden a cambiar la velocidad con la que comen las personas.

Para el análisis participaron hombres y mujeres con diabetes tipo 2, quienes fueron diagnosticados durante un periodo de 2008 a 2013.  

Te puede interesar

Tomar refresco de dieta en embarazo provoca obesidad a bebés
Una universidad canadiense estudio la relación que existe entre el consumo de refrescos en la gestación y el peso de los niños

Se les tomó el índice de masa corporal (IMC) y se definió como obesidad un IMC de 25 o más. Durante los controles de salud, se les hicieron varias preguntas sobre sus hábitos de vida. Sin embargo, lo que más importó fue la velocidad con la que comían: rápido, normal o lento.

Otros hábitos que se analizaron fueron comer durante las dos horas posteriores al sueño, comer algún bocadillo después de cenar, saltarse el desayuno, la frecuencia con la que consumen alcohol y tabaco, cuantas horas duermen, entr otros.

Se evaluaron los efectos que tienen estos hábitos sobre el IMC y la circunferencia de la cintura de cada persona, con un modelo de ecuación de estimación generalizada. Como resultado se descubrió que comer más despacio inhibió el desarrollo de la obesidad.

No te pierdas

¿Deberías comer 3 o 6 comidas diarias?
Para perder peso deberíamos perder más calorías, pero no necesariamente hay que esperar hasta que gruña el estómago de hambre

Los resultados arrojaron que las personas que comen lento y a una velocidad normal tienen menos probabilidades de ser obesos que los que comen muy rápido y se atascan con la comida, por lo que cambiar la velocidad en que ingieres los alimentos puede ser efectiva para prevenir la obesidad y así reducir los riesgos de salud asociados con esta. 

Al ser una investigación basada en la observación, no se establecieron los motivos a profundidad de cómo comer lento está conectado con la pérdida de peso. Sin embargo los resultados fueron contundentes.

En nuestra galería compartimos algunos mitos de dietas que deberías dejar de escuchar si quieres mejorar tu salud.

Tags: