El gran riesgo de caminar descalzo en la playa

Antonio H. Díaz

14:41 | Miércoles 31 de Enero 2018

Si te gusta pasear descalzo por las playas, ahora podrías pensarlo dos veces antes de hacerlo
La anquilostomiasis es una enfermedad parasitaria provocada por una larva llamada Ancylostoma que normalmente suele encontrarse en heces fecales de perros y gatos y que habita en suelos húmedos y arena en lugares con climas tropicales. La infección que provoca es cutánea, muy dolorosa que incluso impide caminar. (Foto: Pixabay)
0
Otros síntomas son: Calambres, dolor de estómago, diarrea, náuseas, palidez, dificultad en la respiración y tos. En los casos más severos producirá anemia (por la pérdida del hierro sanguíneo) y hemorragia intestinal. (Foto: Facebook Katie Stephens)
1
Así lucen las larvas de Ancylostoma en su proceso de eclosión y desarrollo a etapa adulta, cuando se vuelven peligrosas. Estas son algunas recomendaciones para evitar contraer la infección en las playas. (Foto: Cortesía CDC)
2
La primera que es lógica y muy sencilla, utiliza calzado en la playa. Ya sea sandalias o zapatos acuáticos, esta protección evitará cualquier problema con estos bichos. (Foto: Public Domain Pictures)
3
Revisa el entorno de la playa que visitas. Considera la limpieza de la arena, así como la presencia de mascotas. (Foto: Wikimedia)
4
Es posible aplicar antes o después de ir a la playa crema de tiabendazol, un tratamiento tópico preventivo.
5
De acuerdo con los CDC, los medicamentos más eficientes para tratar la infección son: Albendazol, Mebendazol y Pamoato de pirantel. (Foto: Wikimedia)
6
La dosis es la misma para niños que para adultos. Albendazol 400 mg por vía oral una vez; Mebendazol 100 mg por vía oral dos veces al día durante 3 días o 500 mg por vía oral una vez y Pamoato de pirantel 11 mg / kg (hasta un máximo de 1 gr) por vía oral todos los días durante 3 días. Aunque siempre debe consultarse a un médico antes de automedicarse. (Foto: Pexels)
7

La historia de una pareja canadiense está generando shock en las redes sociales y es que su caminata en una playa de República Dominicana se convirtió en una pesadilla.

Katie Stephens y su novio Eddie Zytner, originarios de Ontario, viajaron a ese destino para tomar unas vacaciones en Punta Cana. Ellos, como muchos viajeros en el mundo, decidieron realizar una caminata por la arena de la playa completamente descalzos; sin embargo, las secuelas de esta experiencia vendrían pronto, comenzando con picazón en los pies.

Días después de sus vacaciones, Katie compartió el terrible resultado a través de su cuenta de Facebook. Sus pies, al igual que los de su pareja, habían sufrido una terrible infección que les desencadenó hinchazón y dolorosas ampollas.

Te puede interesar 

Paraísos caninos, 7 playas de Florida para divertirte con tu perro
Te contamos cuáles son las mejores playas para llevar a cabo tus vacaciones perrunas y lo mejor de todo, son gratuitas

"Si tus pies se vuelven increíblemente picantes, por favor hazte una revisión de inmediato. Nosotros simplemente pensamos que solo eran picaduras de insectos, pero los síntomas empeoraron a medida que pasaban los días", escribió junto a las fotos que mostraban el daño.

De acuerdo con lo relatado por Eddie Zytner a la cadena de noticias canadiense CTVNews, ya en casa, ambos acudieron a un hospital donde los doctores les diagnosticaron anquilostomiasis, una enfermedad provocada por una larva llamada Ancylostoma que normalmente suele encontrarse en heces fecales de perros y gatos.

Al eclosionar, estas larvas que viven en suelos húmedos o arena, principalmente en climas tropicales, por lo que es común que puedan encontrarse en playas.

La infección es cutánea y puede tratarse con medicación antiparasitaria. De acuerdo con el relato de Eddie y Katie, los doctores les recomendaron tratarse con ivermectina.

También recomendamos 

Las 10 enfermedades que más padecen los estadounidenses
Los números muestran que Estados Unidos es una de las naciones menos saludables

La historia de la pareja, esta poniendo en alerta a los amantes de las playas, pues es común que muchos gusten por sentir la arena en sus pies, pero este caso puede hacer que ahora se lo piensen dos veces.

Aunque los casos no son muy comunes, existen algunas sencillas recomendaciones para evitar contraer esta infección en las playas. En nuestra galería te explicamos algunas de ellas, así como los tratamientos posibles. Toma nota y ponlas en práctica la próxima vez que vayas a la playa.

Tags: