En forma paulatina, Disney Orlando abre sus atracciones tras “Irma”

Antonio H. Díaz

14:34 | Jueves 14 de Septiembre 2017

The Walt Disney Company se comprometió a donar de 2.5 millones de dólares “para ayudar a los afectados por el huracán"
AP

Tras el impacto del huracán Irma, el parque de diversiones más famoso de Estados Unidos, Walt Disney World en Orlando, Florida, reabrió sus puertas; sin embargo, aunque el daño en las instalaciones no es de preocuparse, algunas de las atracciones aún permanecen cerradas.

De forma paulatina, algunos sitios del parque se han ido abriendo después de que expertos realizaran una revisión a detalle de las instalaciones. Magic Kingdom, Epcot, Disney's Hollywood Studios y Disney's Animal Kingdom son algunos puntos que ya se encuentran funcionando, de acuerdo con el sitio de Travel +Leiusre.

Cabe mencionar que aunque varias atracciones permanecerán cerradas por un par de semanas más, es por cuestión de limpieza de ramas y lodo; sin embargo, se descartan daños menores.

También puedes ver 

Los gatos que desafiaron al huracán Irma
Los gatos del Museo y Casa de Ernest Hemingway desafiaron la llegada de 'Irma' a los Cayos de la Florida

Disney decidió cerrar el pasado viernes los parques de Magic Kingdom, Epcot, Disney's Hollywood Studios, Disney's Animal Kingdom y Disney Springs, a causa de la caída de numerosos árboles e inundaciones en algunos de ellos.

A su llegada a Estados Unidos, Irma, se convirtió de huracán a ciclón tropical y aunque su fuerza no fue devastadora dejó atrás numerosos destrozos y al menos 30 muertos en Florida, según cifras provisionales.

El martes pasado, The Walt Disney Company anunció un compromiso de donación de 2.5 millones de dólares “para ayudar a los afectados por el huracán Irma. Los fondos ayudarán a los esfuerzos de respuesta y recuperación de la Cruz Roja Americana, UNICEF, Save the Children y otras organizaciones sin fines de lucro”.

Te recomendamos ver 

Video: Alerta en Florida; tras Irma, caimanes rondan las calles
Las inundaciones en algunas zonas permitieron que los reptiles salieran de sus territorios