Finzi enseña sobre el "Teatro de la caricia"

Redacción

06:00 | Sábado 17 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 17 (EL UNIVERSAL).- Cuando la compañía Finzi Pasca sube al escenario, busca enamorar al público, lo corteja, lo seduce, le muestra la verdad, pero no la verdad como una abstracción, sino la verdad como sólo es posible de existir en el teatro.
Así lo confiesa Daniele Finzi Pasca a estudiantes de la ENAT y de los talleres del PIFACC, programa de formación en artes del circo y de la calle, en la conferencia magistral "Teatro de la caricia", en el Cenart.
Finzi escribió y dirigió más de 20 espectáculos con el Teatro Sunil, sus obras son representadas en más de 20 países y están marcadas por un profundo sentido de la humanidad y un espíritu lúdico. Está en México para presentar su espectáculo, Per te, en el Centro Cultural 1, dedicado e inspirado en Julie Hamelin, esposa del creador que murió en mayo del año pasado.
El creador habló acerca de las motivaciones de la compañía y de cómo surgen sus espectáculos. A partir de ejemplos cotidianos, como el cortejo que se da entre dos que desean estar juntos durante una noche o durante la vida entera, Finzi aseguró que así es como buscan provocar al público.
¿Y qué busca la compañía además de enamorar? Inventar palabras para lo que no tiene nombre. A un hombre que ha perdido a su pareja, se le dice "viudo"; pero no hay palabras para quien ha perdido a un hijo, a un amigo, al amor de su vida. Cómo se nombra a esas emociones, a esas sensaciones, a esas penas. Entonces, dice, Finzi, la tarea de una compañía como la suya es nombrar todo eso, darle sentido, darle forma y belleza a lo que no existe en el lenguaje pero está ahí.
La gente de teatro, dice, cuenta historias, no quiere enseñar o sermonear, ni siquiera debería de buscar provocar reflexiones, sólo contar historias. "La sangre verdadera no parece verdadera en el escenario, el dolor verdadero no sirve; un muerto verdadero en el escenario sería muy extraño. Si alguien les dice que en el escenario tienen que ser verdaderos, sólo entiendan que deben hacer las cosas lo mejor posible. Después de tantos años de hacer teatro he entendido que no es que un actor de teatro no se deja matar por cuestiones económicas, he conocido actores tan extraordinarios que se dejarían asesinar en nombre del arte, tampoco no se dejan matar porque sería mucho problema retirar cuerpos en cada función. Nadie muere realmente en el escenario porque no sería verdadero. Yo podría arrancarme los ojos en la escena de Edipo, pero no parecería verdadero. Pero todos ustedes pueden tomar un pañuelo rojo y hacerlo palpitar con gran fuerza y ese sí será verdadero".
Con cinco espectáculos en gira Donka, La Verita, Bianco su Bianco, Icaro y Per te, la compañía Finzi Pasca es una de las agrupaciones teatrales independientes más prolíficas y reconocidas. Ahora trabaja en la creación del espectáculo principal de la Fete des Vignerons, que se celebra cada 20 años en Vevey, Suiza, y la respuesta en escena de la ópera Carmen para el Teatro San Carlo de Nápoles.
Per te se presenta hasta el 2 de julio, se centra en las ausencias y en el duelo; retrata cómo una compañía se alista para estrenar una obra, justo cuando uno de sus integrantes ha muerto.